· 

Dioses y mortales


"Los dioses han muerto a manos del dios único. Los hombres del mundo antiguo y los del nuevo ya no tendrán ningún pensamiento en común."

(Ferdinand Lot)

Wonder Woman o Mujer Maravilla fue creada en el año 1941 por el psicólogo William Moulton Marston como modelo feminista para que las niñas tuvieran un ejemplo de independencia, valentía y fortaleza. Este personaje fue patentado por la editorial de historietas Detective Comics y desde entonces se ha convertido en uno de los superhéroes más exitosos de la compañía equiparable a Superman y a Batman. 

A pesar de que este personaje tiene 79 años habiendo atravesado diversas etapas a lo largo de su historia, siempre se mantiene el hecho de que es una amazona según el mito griego; una comunidad de mujeres guerreras que viven aisladas del resto del mundo en una isla llamada Temyschira o Paraíso, según la traducción. Los orígenes de esta amazona llamada Diana, como la diosa grecorromana conocida también con el nombre de Artemisa, suelen variar según la época. En algunos casos no tiene padre sino que fue moldeada en barro por la reina Hipolita y Atenea y/o Hera, diosas mitológicas, colaboraron con la chispa divina. En otras versiones su padre es Zeus, el patriarca del Monte Olimpo, salón de los dioses griegos. 

Sea por un lado o por el otro, Diana es especial, posee habilidades que sus hermanas guerreras no tienen. Dotada del entrenamiento amazona y de herramientas como el lazo de la verdad forjado por la diosa Hestia, sale al mundo patriarcal de los hombres para frenar diversas amenazas según la historieta. 

Uno de sus grandes enemigos es el mismísimo Ares, dios de la guerra, que siempre quiere tenerla a su lado pero por cuestiones ideológicas terminan enfrentados.

Cheetah, una mujer emocionalmente desbordada, también creación de Moulton Marston es la gran némesis. Equiparable al Joker de Batman o el Lex Luthor de Superman, esta villana que toma el nombre del felino salvaje es la contracara de Diana. Sus orígenes también varían según la historieta siendo quizás la más emblemática Barbara Ann Minerva, una arqueóloga ambiciosa que logra dar con una tribu perdida en el mítico continente africano, para ser poseída por decisión propia por el espíritu de Chita que le confiere una serie de habilidades extraordinarias que, por supuesto, usará de forma egoísta. 


En lo personal la etapa de George Perez es mi favorita así que me pareció conveniente empezar a reseñar Dioses y mortales que comprenden del número 1 al 7 del cómic publicado en USA durante 1987.

Perez le devolvió a la heroína la épica digna de la era de Aries, en donde los héroes se enfrentaban a voraces monstruos. 

Diana, princesa de las amazonas, deberá aprender rápidamente de nuestro mundo patriarcal antes que Ares, dios de la guerra, desate la tercera Guerra Mundial. 

 

 

 

Esta historia comienza en el Monte Olimpo en el año 1.200 antes de Cristo con Ares, dios de la guerra, intentando convencer a los demás dioses de su plan para que el ser humano los venere por siempre.

Artemisa, diosa cazadora quiere crear una raza aparte de mujeres guerreras que guíen a los hombres en la paz.

 

-¿De qué tienes miedo Ares? ¿De qué en la Tierra el Olimpo esté representado por mujeres? ¿o de que estas nuevas mortales puedan resistirse incluso a tu vil influencia? -

Lo reta Atenea y Ares contraataca explicitando que él dominara por completo al hombre, instándolo a usar la fuerza bruta y la violencia. 

Tras una feroz discusión Zeus da por terminada la reunión alegando que los hombres jamás los olvidarán. No esta ni a favor ni en contra de la creación que propone Artemisa. 

 

Las diosas Hera, Demeter, Hestia, Afrodita, Artemisa, guiadas por la sabia Atenea se reúnen con la ayuda de Hermes en el Inframundo del Hades. Allí utilizan un cabello de la bella Afrodita para persuadir al barquero Caronte de que las traslade a los confines del lugar en donde aguardan los espíritus de las mujeres asesinadas por hombres que fueron resguardadas por Gea. Todas juntas le dan vida a la nueva raza de mujeres guerreras: Las amazonas. 

Mientras estas despiertan en una paradisíaca isla, de las nubes surgen las formas de las diosas que les hablan a las renacidas:

 

-Pertenecéis a una raza elegida...nacida para guiar a la humanidad por el camino de la virtud ¡el camino de Gea! A través de vosotras los hombres nos conocerán mejor y nos veneraran para siempre. Por ello Atenea os otorga sabiduría ¡para que la luz de la verdad y la justicia os guíe!

¡Yo, Artemisa, os otorgo la habilidad de cazar! ¡Demeter hará que sus campos sean fructíferos! ¡Hestia os construirá una ciudad y mantendrá calientes vuestros hogares mientras que Afrodita os otorgará el gran don de amar! Encontrareis fortaleza eterna en estos dones, son vuestros derechos de nacimiento más sagrados ¡son vuestro poder! -

Y nombraron a Hipólita como reina de las amazonas. 

Pero el resentido Ares no se quedará de brazos cruzados y para arremeter contra las amazonas, busca la ayuda de Heracles (conocido por su nombre romano Hércules) quien seduce a Hipólita desatando una feroz guerra entre hombres y amazonas. 

Destrozada y avergonzada por fallarle a las diosas, Hipólita pide perdón y estas le otorgan la posibilidad de crear a partir del barro,  una hija que se convertirá en la máxima guerrera: Diana, destinada a convertirse en Mujer Maravilla. 

 

 

Es una de mis historias favoritas. Ver a las diosas unirse con un propósito fue una de mis fantasías durante la infancia cuando leía muchos sobre los mitos griegos. 

Las ilustraciones son hermosas, con pequeños detalles que le dan un encanto clásico a los Olimpos. También los escenarios están bien delineados respetando la arquitectura de la antigua Grecia. 

Las líneas de dialogo son otro de los puntos que más valoro, cada una mantiene su identidad con bajada de línea social y política.  

Perez nos muestra la vida de las amazonas, sus roles en comunidad, incluso sus costumbres como la gran competencia.

Más adelante también se introduce el que se convertirá en el compañero masculino de Diana, Steve Trevor, un soldado estadounidense que cae por error en la isla de las amazonas y el primer contacto de la princesa amazona con el mundo de los hombres. 

Uno de los personajes que más me gustó es Hermes, dios mensajero, quien aparece constantemente como aliado de Diana. 

Aventura y fantasía épica hacen de este tomo de ECC una gran oportunidad de ingresar al universo de Wonder Woman por la puerta grande.