· 

Aquaman La fosa


Geoff Johns e Ivan Reis nos traen nuevas aventuras del personaje marino más importante de la compañía comiquera DC; Aquaman.

 

Hace unos años adquirí estos tomos editados en español por ECC Cómics en esta etapa llamada Los nuevos 52. A mí francamente me han gustado muchísimo. Tanto que les traigo esta reseña de una historia con tintes de horror cósmico. 

Los protagonistas son la pareja conformada por Arthur Curry, mitad terrestre, mitad Atlante, y Mera, atlante, quienes conviven en la casa del faro, herencia del padre de Arthur. Para nada acostumbrados a la vida conyugal en la superficie, ambos intentan adaptarse a lo mundano con todo lo que eso implica. Las criticas de los habitantes del pueblo pesquero son constantes, tornándose un poco insoportables por momentos. Arthur es como un forastero tanto en la tierra como el mar. 

Mera es un pez fuera del agua; uno de mis momentos preferidos es cuando tiene que comprar el alimento balanceado para el perro e ingresa al supermercado con su traje característico de sirena. Es acosada por un hombre desubicado que quiere tocarla y ella reaccionando en defensa lo toma del brazo con su fuerza descomunal, desatando el caos que termina con la policía. 

La amenaza en La fosa proviene justamente de este lugar en el fondo del océano inexplorado por la mirada humana, unas criaturas monstruosas y carnívoras atacan en la superficie, haciendo que Mera y Arthur deban dejar los quehaceres del hogar para defender sus propias vidas y las de los habitantes del lugar. 

 

Las ilustraciones están muy bien logradas, generando un malestar sobretodo en las viñetas que tienen a los monstruos antagonistas. 

 

 

Sin dudas, mi personaje preferido es Mera (aún no he podido leer su cómic en solitario) una atlante determinada y segura de sí que sabe lo que quiere, es consciente de su fortaleza sin dudar a la hora de luchar por lo que cree justo. 

 

Arthur me recuerda al dios griego Poseidón, un tanto ciclotímico, malhumorado por momentos con problemas de ira, a veces justificada y otras tantas, exagerada. 

 

Ambos conforman una de mis parejas favoritas del universo DC, se complementan con una base de afinidad en sus respectivas personalidades. Verlos pelear juntos siempre es un deleite, incluso en la adaptación cinematográfica de James Wan; toda la secuencia en Italia y posteriormente en la fosa.

 

El diseño de los trajes también me ha impactado, los colores y la textura tipo escamas son un punto fuerte que los diferencia de otros superheroes de renombre. El mundo acuático y en este cómic en particular, en la superficie, siempre ha llamado mi atención. 

La fosa es mi recomendación a quienes quieran conocer a Aquaman.