· 

Promising young woman


Título: Hermosa venganza (Promising young woman)

Dirección y guión Emerald Fennell.

Película. Duración 1 hora 54 minutos.

Año 2020

Elenco: Carey Mulligan, Alison Bri, Bo Burnhan, Laverne Cox, Adam Brody.

 

Cassie tenía un brillante futuro por delante, hasta que un acontecimiento inesperado truncó su carrera. Nada en su vida es lo que parece: es inteligente, audaz y vive una doble vida de noche. Ahora tiene la oportunidad de enmendar su pasado.

 


Promising young woman, acá Hermosa venganza, es una película que se atreve a mostrar una realidad social que culturalmente a través de los medios de comunicación, se ha intentado edulcorar con el correr de los años. 

La misma abre los títulos mostrando a diferentes hombres bailando en una discoteca. Pero no lo hace como algo divertido sino que sexualiza los cuerpos enfocando sus pelvis, sus cuellos. ¿Cuántas veces hemos visto lo mismo con mujeres?

La directora y guionista, Emerald Fennell utiliza cada plano, cada secuencia cargada de simbolismos que tienen que ver con el acoso y el abuso sexual hacia las mujeres.

 

Así es como tras los títulos iniciales, tres varones beben en la barra de la disco haciendo muecas y burlas cuando divisan a una mujer ubicada en los sillones del lugar que no puede sostenerse por si misma de lo borracha que esta. Así es que los tres la miran riendo y haciendo chistes hasta que el más serio se acerca a preguntarle como se encuentra. Ella le  cuenta como puede que no encuentra su teléfono móvil y él le ofrece acompañarla a su casa en un taxi. Ya en el auto le pregunta si quiere ir a su departamento a tomarse unos tragos cuando ve claramente lo pasada de alcohol que esta. Ella no dice nada y el taxista le pide que cambie la dirección a través de la app. 

Ya en el departamento de él, comienza a besarla y a tocarla cuando ella le pide acostarse. Él la lleva a la cama y mientras la besa le saca las bragas, ella le pide que se detenga...

Tendrán que mirar la película para enterarse de lo ocurre a continuación. 

Carey Mulligan brilla en el papel de Cassandra, una mujer de treinta años muy inteligente que no parece interesarse por nada. Sus padres preocupados intentan persuadirla para que piense en su futuro pero ella tiene otros planes en mente.

 

La composición en estos planos nos muestran simbólicamente las piernas abiertas de una mujer que también podrían ser las alas de un ángel vengador, ya que hay uno en el que la protagonista tiene como una aureola de Santa o Virgen María en un momento cumbre. La directora juega todo el tiempo con esto estableciendo planos y contraplanos enfrentados, delimitando de forma muy claro ella y los que están en contra. Es que a Cassie la mueve la culpa, sufre de lo que se conoce como síndrome del salvador. Quiere recomponer un mundo en el cual las mujeres somos vistas como simples presas, listas para ser cazadas. Pero hay veces en el que el cazador es cazado.

El contraste entre los escenarios es bien marcado, durante el día emplea colores pasteles como en la casa de sus padres, su habitación floreada, la cafetería en donde trabaja y en la noche, aparece su otro lado, la identidad secreta de justiciera que recorre las discotecas en busca de agresores.

La música cargada de covers pop son apropiados para cada momento. 

 

El guión fue galardonado con un Oscar aunque considero que la dirección también esta a la altura. 

 

Promising young woman marca una era en la cual las mujeres dejamos de callarnos y de ser negadoras para contar en primera persona nuestro punto de vista, nuestra perspectiva y nuestra cosmovisión.

Una critica social que emplea una de las tantas historias que hay, para con ingenio y determinación lograr darle forma a una de las mejores películas de los últimos tiempos.

Que sea la primera de muchas.