· 

Con los pelos de punta

Películas de terror que me han puesto los pelos de punta parte I.


Películas que me impactaron, que me sorprendieron, que me generaron tensión. Estas son algunas con las que más sufrí y que a la distancia, me siguen causando malestar cuando revivo la experiencia.

Siempre las recomiendo y, en general, figuran también entre las más espeluznantes para otras personas.

Me pareció divertido compartirlas porque si bien el miedo es subjetivo, podemos encontrar coincidencias. 

Hay muchas películas de terror que me gustan pero estas, sin ningún orden en particular, son las que me generaron más adrenalina. 

Considero que para que algo nos de miedo tenemos que generar cierto ambiente; por eso recomiendo verlas de noche, con las luces apagadas, si se encuentran en soledad, si hay noche de tormenta o si tienen auriculares o un buen equipo de sonido (algo que me parece fundamental para sentir miedo)

Eviten los spoilers (incluyendo los trailers) y déjense llevar por estas terroríficas historias.

 

VickyMR


ATERRADOS de Demián Rugna. 

Estrenada en el año 2017 y protagonizada por Maxi Ghione como el comisario Funes, responsable de investigar los extraños hechos que azoran a un barrio de la provincia de Buenos Aires, en donde desapariciones y asesinatos están envueltos en un halo de misterio. 

Película de terror que pude ver en su avant premiere, el clima festivo de sus participantes no me preparó para la tensión constante que genera esta historia paranormal que no da respiro. Al finalizar la función, salí de la sala con dolor de cuello provocado por los nervios. 

Todos mis conocidos sintieron algo parecido. Es una horror movie hecha y derecha. 

Al parecer Guillermo Del Toro producirá la remake para Hollywood que veo innecesaria, ya que Aterrados es un diez completo.


SINISTER de Scott Derrickson.

Estrenada en el 2012 con Ethan Hawke como un escritor de novela negra que se muda a una casa con un pasado sangriento. Sin decirle nada ni a su esposa ni a sus hijos, este hombre busca inspiración y la encuentra en una caja que contiene una cámara y varias películas que muestran escabrosos asesinatos a grupos familiares. 

La primera escena ya me puso los pelos de punta y de ahí en más el terror va creciendo hasta un macabro final.

La película la vi junto a una amiga en su casa, cuando volví a la mía, ya anocheciendo, se corta la luz. Quedé tan sugestionada que sentí miedo. 

Dato de color: Sinister fue seleccionada por un estudio universitario como la película más terrorífica de la historia.


EL ORFANATO de Juan Antonio Bayona.

Esta co-producción entre España y México del año 2007 apadrinada por Guillermo Del Toro, es una película gótica de fantasmas que transcurre en una vieja mansión en donde Laura (por una brillante Belén Rueda) junto a su marido y su pequeño hijo Simón, busca abrir una escuela para niños con capacidades diferentes.

La siniestra trama comienza cuando Simón desaparece y Laura revive viejas heridas de su infancia.

Esta película me genera malestar cada vez que la miro, su impactante final ha quedado en mi memoria desde entonces y siempre recomiendo su visionado.

 


THE BLAIR WITCH PROJECT de Eduardo Sanchez y Daniel Myrick.

Tuvo una excelente campaña de difusión que pretendía confundir a los espectadores haciéndonos creer que la leyenda fue real. Por aquel entonces (año 1999) este estilo fílmico conocido como cámara en mano o found footage, no era popular como lo es hoy en día.

Tres adultos realizan un documental sobre una bruja que mataba niños. Cuando se desorientan en el bosque, empiezan a ser víctimas de esta leyenda. 

Su final tétrico y todas las teorías que alimentaron la trama lograron cautivarme. Hace poco volví a verla y sí, comprobé una vez más que me pone los pelos de punta. 

Con poco presupuesto se convirtió en un éxito millonario, generando una nueva forma de hacer películas de terror. 


GHOSTLAND de Pascal Laugier.

(También la encuentran como Incident in a ghostland o Pesadilla en el infierno)

Fue la última película de terror que vi en cine que me dio escalofríos. La tensión se palpa de principio a fin.

Una mujer junto a sus dos hijas, hereda una casona familiar muy deteriorada en una zona rural, que tiene la particularidad de una enorme colección de muñecas antiguas. Cuando dos extraños irrumpen una noche, la familia deberá luchar para salir de allí. 

Tiene una excelente dirección de arte o, como le llaman en Hollywood, diseño de producción que ya te predispone para pasar un mal rato con toda esa ambientación tétrica y fantasmagórica. El maquillaje es muy realista siendo un golpe de verosimilitud para los espectadores. Ademas tiene un par de giros argumentales que te mantienen en vilo hasta el final.