· 

The Batman


Título original: The Batman.

Dirección: Matt Reeves

Elenco: Robert Pattinson, Zoe Kravitz, Jeffrey Right, Paul Dano, Colin Farrell.

Duración: 2 horas 56 minutos

Guión: Peter Craig, Matt Reeves y Mattson Tomlin.

 

En su segundo año luchando contra el crimen, Batman explora la corrupción existente en la ciudad de Gotham y el vínculo de esta con su propia familia. Además, entrará en conflicto con un asesino en serie conocido como "el Acertijo".

 


"Underneath the bridge

Tarp has sprung a leak

And the animals I've trapped

Have all become my pets

And I'm living off of grass

And the drippings from my ceiling

It's okay to eat fish

Cause they don't have any feelings"


Batman.

Uno de los superhéroes más populares del mundo entero aunque sus orígenes, como ya se saben, son estadounidenses. Un personaje nacido de las viñetas que encontró en el cine una vía de expansión que le dio poder y reconocimiento a nivel global. Incluso está instaurado el debate popular sobre cuál es la mejor representación de Batman.

¿Será el gótico estilo teatral de Tim Burton? O ¿quizás el estilo sobrio y neoyorquino de la trilogía de Christopher Nolan? 

Zack Snyder nos dio a un Batman curtido, adulto, que tuvo que aprender a jugar con otros tanto en Batman versus Superman como en su corte de La Liga de la Justicia. Muy diferente al resto. 

Y después están las películas animadas que no se quedan atrás y que despliegan, también, matices muy distintos para el caballero de la noche. 

Matt Reeves es el último director en sumarse a la dinastía del hombre murciélago con su reciente película The Batman.

En ella tenemos a un joven caballero oscuro que ya recorre la lúgubre y lluviosa ciudad Gótica con confianza, a la caza de los criminales que por él, temen a las sombras cuando su señal aparece en el cielo. 

 

Esta historia comienza la noche de Halloween. Entre máscaras y disfraces, Batman recorre las calles de Gótica enfrentándose a un grupo de pandilleros. 

Del otro lado de la metrópolis, uno de los candidatos a la alcaldía es brutalmente asesinado. Pero no sólo eso, el asesino ha dejado una serie de pistas que el detective Gordon deberá resolver ante el inminente caos social que se le viene encima. En la escena del crimen hay un sobre para Batman. 

Gordon lo invita ganándose malas caras por parte de sus colegas policías y de su superior. 

Batman también se sorprende ante la tarjeta que recibe en donde hay un acertijo y un código.

 

 

Cuando se anunció esta nueva versión de Batman, hace ya varios años, Matt Reeves comentó que sería una onda Seven (Siete pecados capitales) Un thriller dirigido por David Fincher y protagonizado por Morgan Freeman y Brad Pitt, una pareja de detectives que deben seguirle la pista a un sanguinario asesino en serie que juega con ellos en una ciudad lluviosa. En The Batman, se puede apreciar esta clara referencia incluso en el propio desenlace. 

En esta versión Bruce Wayne vive en lo alto de una torre con Alfred, su cómplice, y Dory, el ama de llaves. La baticueva se encuentra en el subsuelo al que se accede a través de un viejo ascensor. De hecho aparece también un teléfono de línea con un botón rojo, clara referencia a la serie de televisión de la década del sesenta. Esta torre tiene una arquitectura de techos altos con curvas en pico, estilo gótico. Algo que disfruté mucho ya que se aleja de esa idea tecnológica y limpia que nos presentaron Nolan y Snyder. 

 

 

El codiciado rol cayó en los hombros de Robert Pattinson, de 35 años, quien fue muy vapuleado en su momento de fama por haber interpretado al vampiro adolescente Edward Cullen, adaptación de una novela romántica juvenil conocida como ``Crepúsculo". A pesar de que el actor desde entonces ha interpretado una variedad increíble de personajes en diferentes estilos de películas, su pasado como chupasangre sigue siendo mencionado.

Demuestra estar a la altura y redobla la apuesta brindándole matices al hombre murciélago que no vimos en adaptaciones anteriores. Es la primera película de Batman en donde Batman es la estrella. También tiene mucho más tiempo en pantalla que en otras versiones. El lado de Bruce Wayne es el de un joven introvertido y atormentado con un corte de pelo muy del estilo emo, que aparece sólo cuando es necesario. 

Con este Batman el espectador se siente mucho más cercano a él. Desde las escenas con más acción en donde lo vemos correr riesgos, en donde lo lastiman o incluso siente vértigo a las alturas. Es mucho más humano y por esto mismo sus destrezas impresionan más. 

Hay un lado vulnerable que ha sido más explotado en películas animadas como (mi favorita) La máscara del fantasma, en donde hay un debate moral interno entre el deber ser y su deseo individual. 

La fuerza antagónica, el Acertijo, no solamente pone en jaque a las autoridades y a la ciudad entera sino que hace partícipe a Batman en cada uno de sus pasos. Hay una conexión entre el héroe y el villano que es muy arquetípico y que condimenta la trama dotándola de un claroscuro mucho más emocionante que otras adaptaciones similares.

Todo gira en torno al caballero oscuro, cada personaje, cada línea de diálogo, cada escena. Él es la verdadera estrella y siempre estamos descubriendo una nueva faceta. Es un Batman mutable.

Hay un claro viaje del héroe en las tres horas que dura la película de Matt Reeves. 

 

En cuanto al resto del elenco que acompaña muy bien a Robert Pattinson están:

El antagonista está siempre presente aunque aparezca relativamente poco tiempo en pantalla. Su revelación es impactante y la actuación de Paul Dano da escalofríos. Como todo buen villano nos hace dudar sobre la naturaleza del mal y juega con el victimismo de su trágica vida. Un manipulador hecho y derecho. 

En un plano secundario aparece la famosa Catwoman (Gatúbela) interpretada por Zoe Kravitz, a quien ya había visto en la serie de HBO, Big little lies. Si bien no es mi versión favorita del personaje (Anne Hathaway le supo dar más matices al personaje) tampoco está mal, aunque sí es muy funcional a la trama y exuda sensualidad, como si Selina Kyle no pudiera correrse por un minuto de la pose de mujer fatal. 

Como el comisionado Gordon tenemos a un correcto Jeffrey Wright y como Alfred a Andy Serkis, que se luce en una escena en particular. 

Colin Farrel está irreconocible bajo prótesis y maquillaje como el villano Pingüino. Un personaje secundario que le da color a todo el desfile de mafiosos y corruptos que inunda a Gótica. 

Otro que tiene su momento memorable es Peter Sarsgaard en el rol de Gil Colson, el fiscal de Gótica. 

 

La trama gira alrededor del tópico "quién es el asesino". Sus víctimas son piezas claves en el manejo de la ciudad. "No más mentiras" es el lema del victimario que tiene un propósito firme detrás de cada crimen cometido. 

Es un thriller sazonado con escenas de acción; persecuciones, explosiones, peleas cuerpo a cuerpo y las ya clásicas frases moralizantes del cine de superhéroes. 

No es nada sorprendente que deje incógnitas abiertas para una posible secuela. El film tuvo una buena apertura y a pocos días de su estreno, en líneas generales, está cosechando una buena recepción por parte de la audiencia así como también críticas positivas y, lo más importante para la industria cinematográfica, resultados en las cifras de recaudación. Veremos qué le depara al futuro a este Batman. 

 

Para los que no están al tanto, el director Matt Reeves consiguió el rol de director gracias a la última trilogía del Planeta de los Simios. Demostró poder de decisión para resucitar a un blockbuster clásico al mismo tiempo que mostraba otra perspectiva de la famosa historia de ciencia ficción. 

La música a cargo del compositor Michael Giacchino es otro de los aspectos técnicos a resaltar, desde las piezas de piano hasta la épica que le dan a este superhéroe un soundtrack digno y acorde a está oscura visión. Además de la canción de Nirvana que abre y cierra con Something in the way (que ya se había adueñado de uno de los primeros avances)

 

Si les gusta el terror y el suspenso van a disfrutar de está versión de Batman. Se aleja bastante del resto de superhéroes y crea su propio mundo lleno de referencias para las personas lectoras de cómics. Si no leíste ningún cómic, no hay problema porque The Batman tiene su propio ritmo y pueden verla aún si nunca vieron nada relacionado con el personaje. 

El caballero oscuro está de regreso.