· 

Los elementales


"Algunas casas tienen algo adentro y otras casas no. ¿No sabías eso?"


Me enteré de la existencia del libro por una cuenta de Instagram. Lo primero que vi fue la tapa; una casa vieja estilo victoriana en color negro (parecía un vector) con un cielo rojizo con el sol en lo alto, muy representativo del libro, después leí la sinopsis: las familias Savage y McGray se van juntas de vacaciones a Beldame, en la costa del Golfo, en donde se erigen tres casas victorianas frente al mar. Una pertenece a los Savage, otra a los McGray y la tercera está deshabitada siendo tragada por una duna. Algo se esconde allí aunque nadie quiere hablar al respecto, la única que se pondrá investigar es la adolescente India.

 

El primer capítulo nos sitúa en el velorio de la perversa matriarca Mariane Savage. Allí el autor nos describe a los personajes principales que componen ambos clanes. 

Un ritual muy extraño y macabro ocurre en el velorio, donde los hijos de la difunta deben clavar un cuchillo en elcadáver para evitar que se levante... esto es solo el principio de un sinfín de situaciones extrañas que se van sucediendo a medida que avanza la historia.

 

Esta novela de terror escrita por el guionista de Beetlejuice resulta ser muy divertida gracias al humor negro que contienen algunos de sus retorcidos y estrafalarios personajes como Big Barbara, con su cinismo y su bocaza.

En un escenario paradisíaco, los elementos naturales y mundanos se retuercen hasta convertirse en figuras siniestras que pueblan las peores pesadillas, como por ejemplo la arena. Las descripciones son muy cinematográficas. Resulta extraño que Hollywood no haya explotado esta novela en el mundo audiovisual, reinventa las historias de casas encantadas y es ahí, precisamente, donde radica su mayor merito. 

Estas familias ocultan secretos y se sacan los ojos entre sí. Hay cierta voracidad en los personajes femeninos que llevan adelante la acción; Odessa, sirviente negra con algo de clarividencia que sabe más de lo que parece a simple vista. India, intrépida y valiente que no afloja ante el miedo, su curiosidad insaciable la lleva a explorar la tercera casa de cerca. Big Barbara, abuela de India, que no puede mantener la boca cerrada y tiene un problema con la bebida. La difunta Mariane Savage y la lista continua...

Las situaciones de tensión están muy bien construidas, la información suele ser dada a través de diálogos imitando la tradición oral de las historias fantasmales. 

 

Es un gran libro que algunos enmarcan dentro del gótico sureño, como sea recomiendo su lectura en la playa, de noche o cuando haya una tormenta feroz. No van a poder dormir.

 

 

 

¡Las madres Savage se comen a sus hijos!