· 

Heridas abiertas



Gillian Flynn nació con el Sol en Piscis, no sé mucho de su historia personal pero mientras leía la novela asocié el personaje de Camille con este signo que entre otros significados, maneja el autoengaño, la evasión de la realidad mediante estimulantes, alcoholismo o autolesiones. Por supuesto que es la energía más baja de Piscis, pero aún así es sorprendente como ha elegido ir por ese camino. Esta novela fue finalista del premio Edgar. 

Heridas abiertas es una sinfonía de destrucción. Esta escrito en primera persona desde la protagonista femenina: Camille Preaker, quien ademas de tener un problema de alcoholismo, se autolesiona, escribiendo palabras sueltas en todo su cuerpo como si fuera un libro. Frente a esta compulsión, se ha dedicado al periodismo consiguiendo trabajo en un diario de Chicago nada popular. Es justamente su jefe, Curry, quien le avisa que en Wind Gap, su pueblo natal, hubo un asesinato de una nena de 9 años y que otra ha desaparecido, encomendandole que vaya para obtener la exclusiva. Al ser oriunda del lugar, podría ser su oportunidad de lucirse. A regañadientes Camille empaca unas pocas cosas y se va manejando a Wind Gap solo para ir reviviendo los tristes recuerdos de su infancia que todavía la atormentan como la muerte de su hermana menor, teniendo que lidiar con su fría y manipuladora madre con la que tiene escasa comunicación y con todos los integrantes de una comunidad llena de personas resentidas, hipócritas, que se divierten bebiendo mientras hablan sobre la vida de otros. 

La violencia latente encuentra su exaltación en el asesinato de una niña que no deja a nadie indiferente. Con este puntapié la autora, Gillian Flynn, despliega una gama de personajes parcos, tristes, casi patéticos que viven en un loop repetitivo sin encontrar satisfacción, felicidad o alegría. Eso sí, todos esconden secretos temiendo que la llegada de la periodista Camille y el detective de Kansas City, Richard, modifiquen su efímera y amargada existencia, pudiendo revelar la incapacidad de salir adelante en la vida, dejando atrás los pasados oscuros, carentes de significado. Y algo de esto tiene también Camille; se fue de su pueblo, aunque sus heridas nunca la dejaron, intentó escapar pero no se puede huir del dolor, solo queda enfrentarlo, es por esta verdadera razón que Curry le asigna tan difícil tarea. No solo es resolver un asesinato y una desaparición, es mirar adentro para purgar el sufrimiento que no la ha dejado avanzar, porque parece ser que en ese lugar el tiempo esta detenido, haciendo parecer a sus habitantes, anestesiados.

Es una novela corta que atrapa desde el capítulo uno: perturbadora, aterradora, Gillian Flynn supo estremecerme y ahora quiero leer más. Sus novelas Perdida y Lugares oscuros ya se encuentran dentro de mi lista de pendientes.

Dato de color: HBO y la productora de terror, Blumhouse, realizaron una adaptación televisiva en formato de miniserie de tan solo 8 episodios, con el protágonico de Amy Adams, actriz de películas tan variadas como Animales nocturnos, Batman v Superman y Encantada. 

Personaje favorito: Camille Preaker es irónica, socarrona pero es muy susceptible a su entorno; un alma en pena. No me identifico para nada con ella pero es me fácil empatizar, es una mujer que necesita crecer y resolver sus problemas. Amma, la hermanastra de 13 años de Camille, también es un personaje muy atractivo; perversa, manipuladora y caprichosa. Va tomando relevancia con el correr de la historia.

Diálogos elegidos: 

"A veces, cuando dejas que la gente te haga cosas, en realidad tú se las haces a ellos." Amma

"Hay maneras mejores de aliviar el aburrimiento y la claustrofobia que haciendo daño" Camille

Siempre le tuve miedo a la gente resentida, creo que son los más capaces de causar daño solo porque sí. Cuando detecto este patrón de conducta en una persona me alejo cuanto antes. Todos podemos tener momentos difíciles pero hay ciertos individuos que hacen de esto su pan de cada día. 

 

Autor: Victoria Marañón Rodríguez