· 

Quemada por el sol


Título: Quemada por el sol (Colección La calle del terror)

Autor: R.L. Stine.

Novela corta editada por Ediciones B.

Cantidad de páginas 135

Año de publicación 1996

 

 

Un perfecto bronceado al sol. Una buena estancia en la playa. En eso pensaba Claudia Walker cuando aceptó la invitación de su amiga Marla para pasar un fin de semana en su casa de la playa.

Pronto comienzan a suceder los "accidentes".

Pero Claudia sabe que no son "accidentes".´

Está segura de que alguien los ha provocado. La idílica semana para tumbarse al sol se ha convertido en oscura y MORTAL.


Es la primera vez que leo a Robert Lawrence Stine, mundialmente conocido por sus siglas R.L.Stine, creador de una larga colección de libros para chicos en donde el miedo, el horror y la infancia son las únicas variantes.

Seguramente la mayoría de mi generación (nací en 1984) recuerde más su serie Escalofríos, pero Quemada por el sol forma de parte de La calle del terror (Fear street) ahora globalmente conocida gracias a las películas bajo el sello Netflix, que tienen como objetivo a una audiencia pre-adolescente, algo así como entre 12 y 15 años si hay que poner números. 

Este libro es una gran opción para regalar a quienes no tienen el hábito de leer, ya que tiene una prosa muy básica con muchos diálogos y capítulos cortitos, vueltas de tuerca y personajes acordes a la edad de la audiencia. 

 

En Quemada por el sol, Marla, hija única tras la trágica muerte de su hermana Allison tiempo atrás, pide permiso a sus padres para invitar a tres amigas a la casa de veraneo mientras ellos están fuera por negocios. Así es como este grupo se reúne después de los sucesos ocurridos en el campamento de verano, un año más tarde. 

Marla se alegra de ver a sus amigas de Shadyside, el pueblo ficticio que forma parte de esta colección, escenario recurrente, y las lleva en su auto de lujo a la casa, muy aislada del pueblo más cercano, pero con acceso directo a una playa privada. 

Los problemas ocurren cuando Claudia despierta de una siesta, enterrada en la arena, con el sol quemando su piel y la marea subiendo, sin rastro de cualquier persona cerca que pueda asistirla. 

Una serie de infortunados "accidentes" darán qué hablar a estas amigas que comparten y esconden un terrible secreto. 

 

Si hubiera leído esta nouvelle de chica, me hubiera encantado. De hecho recuerdo la portada de esta edición en particular, cuando acompañaba a mi familia al supermercado y me quedaba en la sección de libros. Siendo ya adulta no la he disfrutado tanto por cuestiones de edad, está orientado a un público especifico y hay pequeños detalles que me hicieron mucho ruido. 

¿Lo recomiendo? Por supuesto, si no han leído a R.L. Stine y les gusta el terror hay que darle una oportunidad, sabiendo a qué nos enfrentamos por supuesto. 

¿Es un buen regalo para las personas más jóvenes? Absolutamente, en especial aquellas que tengan ganas de asustarse e ingresar al mundillo literario del misterio. 

¿Es necesario leerlo en verano? Claro que no, la imaginación funciona en cualquier estación o tiempo.