· 

Diferencias entre la serie Sharp Objects y la novela Heridas abiertas


Tres generaciones: Adora, la madre, junto a Amma y Camille.
Tres generaciones: Adora, la madre, junto a Amma y Camille.

Sí bien la serie de HBO Sharp objects esta basada en la novela de Gillian Flynn editada como Heridas abiertas, hay varias diferencias en el desenlace.

Este resumen es para las personas que ya saben el final de dicha historia. Si no quieren enterarse de detalles de la trama y su final, absténganse de continuar leyendo.

 

En la serie el cuerpo de Marian, la hermana menor de la protagonista Camille Preaker (interpretada por Amy Adams) fue cremado por decisión de la madre Adora, que como bien sabemos a esta altura sufre de una enfermedad mental llamada Síndrome de Munchausen por poderes: El cuidador del niño, con frecuencia la madre, inventa síntomas falsos o provoca síntomas reales para que parezca que el niño está enfermo, es una forma de maltrato infantil. De esto se deduce que Marian no tenia ninguna enfermedad sino que Adora la drogaba con medicamentos varios, incluso con veneno, que inevitablemente desembocaron en el fallecimiento. 

 

En el libro, el cuerpo de Marian se encuentra en una ataúd bajo tierra, por lo que cuando Richard, el detective de la ciudad de Kansas, investiga sobre los archivos médicos y habla con la enfermera que le cuenta sobre el síndrome que padece Adora, pide una orden al juez para exhumar los restos, realizando estudios que comprueben que fueron los medicamentos de la madre los que llevaron a la nena al deceso. Esto desemboca en la detención de Adora. La policía encuentra en su domicilio varias drogas para sedar cerdos, caballos, que sirven como evidencia para encerrar en la prisión, ademas de los exámenes toxicológicos sobre Amma y Camille que arrojan luz sobre las maquinaciones de la acusada. Así Camille se lleva a Chicago a Amma, con consentimiento de Alan, el padre, quien vende la casa y se muda más cerca de la prisión. 

 

En la serie, vemos rápidamente como Amma y Camille conviven juntas, mientras que la adolescente entabla amistad con una vecina de la misma edad. En la escena en donde ambas hermanas cenan con Curry, el jefe del diario para el que trabaja la protagonista, junto a su esposa y la amiga de Amma, se deja en evidencia los celos que hay entre las jóvenes, compitiendo por la atención de Camille. Corte, elipsis de tiempo, vemos a la protagonista en el departamento, suena el timbre, abre la puerta de entrada y se encuentra con la madre de la amiga de Amma, preguntando sí vio a su hija. Camille le cuenta que habían ido al parque y la mamá, preocupada, le avisa que las chicas tuvieron su primera pelea. 

Acto seguido, Camille encuentra en la basura parte del mobiliario de la casa de muñecas de su hermana, extrañada, se dirige al dormitorio y desarma el techo observando lo que sería la replica del dormitorio de Adora. Allí, queda absorta al encontrar un molar debajo de la cama. Se incorpora y comprueba que el piso de la casa esta hecho con dientes humanos. Amma entra y dice: -No le cuentes a mamá-. Fin del episodio. 

 

En la novela, sucede algo similar, solo que la amiga en cuestión es compañera de clases de Amma: cuando esta estalla de celos, la estrangula en un callejón y le arranca un par de dientes. El cuerpo es descubierto y cuando Camille se entera llama a la penitenciaria para comprobar que la madre sigue encerrada. Ante la desesperación y la sospecha de su hermana menor, entra en la habitación revisándolo todo en busca de evidencia y descubre que en la casa de muñecas, sobre el suelo de la replica de la habitación de Adora, están los dientes pegados (esto es porque el piso en cuestión estaba hecho de marfil, recordemos que la madre siempre contaba la historia y no dejaba que las niñas entren)

Desesperada Camille se encierra en el baño para mutilarse, cuando entran Curry y la esposa con la policía y evitan el suicidio.

Amma es encerrada en una institución correctiva hasta que cumpla 18 años y pueda ser juzgada en un tribunal. Cuando Camille la visita, su hermana le confiesa: -Me gusta la violencia-

Camille se va a vivir con Curry y su esposa, que la tratan con cariño, como de su propia hija se tratase. Ella reflexiona al final explicando que esta aprendiendo a dejarse querer. 

En el libro también queda claro que las victimas de Amma: Natalie y Ann, eran nenas con serios problemas de conducta y que mordían ferozmente, de ahí también a que Amma les haya arrancado los dientes. Un detalle importante es que Amma cometió los crímenes con complicidad de sus dos amigas, excepto el último asesinato. 

 

Creo que todos coincidimos en que el libro exprime mucho más jugo que la serie, pero desde lo audiovisual es una propuesta atractiva, resultando ser de lo más interesante que ha ofrecido el formato en los últimos tiempos. 

Desde lo personal, recomiendo ambas inclinándome más por la lectura. Como escribí en la reseña del libro, espero seguir leyendo más de esta autora que parece centrarse en la violencia que emerge de las mujeres de manera convincente.