· 

Cementerio de animales: Diferencias entre libro y película


Esta nota contiene detalles de la trama de Cementerio de animales, tanto del libro escrito por Stephen King, como de la película 2019 dirigida por Kevin Kölsch y Dennis Widmyer.



La película comienza con un plano secuencia aéreo que muestra el bosque, una casa prendiéndose fuego, una calle, otra casa. En esta, hay sangre en el porche de entrada, un automóvil con la puerta abierta y dos huellas de manos ensangrentadas en el vidrio. Esto, claramente, es el escenario final. 

En el libro, Stephen King comienza con la presentación del personaje protagonista masculino: el Dr. Louis Creed, quien perdió a su padre a los 3 años de edad y nunca llegó a conocer a su abuelo. Esto es importante ya que el vínculo que entabla con Jud, el anciano vecino, es más que una amistad; para la psique de Louis es una figura paterna de autoridad, de ahí viene que más adelante se deja influenciar por él y termina enterrando al gato muerto en el cementerio indio. 

En la película, los Creed se mudan a su nuevo hogar, y conocen a Jud después. 

En el libro, los Creed llegan y Jud los recibe informándoles para que tengan cuidado de la carretera, por la cantidad de camiones industriales que pasan por ella a mucha velocidad, también les cuenta del cementerio de mascotas, entablando una amistad de manera instantánea. Otro detalle es que Jud está casado con Norma, quien sufre de artritis y esto le impide salir. 

En la película, Jud es viudo y no se sabe cómo murió su esposa. 

Ellie, la hija mayor de 5 años, en la película tiene 8. Fascinada por un desfile de niños con máscaras de animales que llevan el cadáver de un perro negro en una carretilla, decide seguirlos hasta el cementerio de mascotas. Allí, se siente atraída por un murmullo de voces sobrenaturales que la incitan a trepar un muro de troncos que delimita el cementerio. Es Jud quien impide que ella suba. Mientras se presentan, llega su madre, Rachel, a quien no le gusta nada el anciano. 

En el libro, la familia sale de paseo con Jud a conocer el cementerio de mascotas, es algo ameno. Es entonces donde Ellie tiene su primer contacto con la muerte, relacionándolo con la posible muerte de Church, desatando una discusión entre el matrimonio.

En la película, después de ese encuentro, sucede algo similar, Louis intenta explicarle a su hija que todos vamos a morir pero que el metabolismo de los gatos y perros es más rápido ocasionando que vivan menos años. La madre quiere consolar con el cuento de que van al cielo, pero el padre la desautoriza desatando la discusión. Acto seguido, en una conversación íntima de la pareja nos enteramos de que Rachel quedó traumada por el accidente casero que terminó con la vida de su hermana mayor: Zelda, quien sufrió una deformación grave en sus huesos. 

La escena de Víctor Pascow, un joven universitario que llega con una herida fatal en la cabeza a la sala de emergencias del Doctor Creed, es muy fiel a la novela, causando impresión, no solo por lo explícito de sus heridas sino porque le advierte que se mantenga alejado del cementerio indio. 

La diferencia radica en un detalle muy importante: cuando Víctor Pascow muere en el libro, Louis Creed ya sabe de la existencia del cementerio indio, y esto es porque Church, el gatito, había sido hallado muerto por Jud, quien convence a Louis de enterrar el cadáver en el cementerio que queda más allá del de mascotas, el cementerio indio de los Mimacs. Todo lo enterrado en esas tierras áridas regresa de la muerte más torpe, más lento y en muchas ocasiones, agresivo. Cuando Church vuelve con olor a podrido, Louis visita a Jud en busca de respuestas. Es entonces cuando el vecino le cuenta de los Mimacs, de la entidad llamada Wendigo que azota ese lugar, de su perro Tom (que en la película se llama Biffer) y de casos similares. 

En la película esta conversación también sucede, recortando algunas anécdotas. 

En el libro, Norma, la esposa de Jud, muere después del caso de Víctor Pascow, pasando casi desapercibido, aunque uno como lector, puede suponer que es un trueque con la entidad: te devuelvo una vida y me llevo otra en su lugar. Pero como Norma ya estaba enferma y tenía ochenta y tantos años, esto no supone una tragedia para el entorno. 

En la película juegan más con Rachel y su trauma con Zelda, como si el Wendigo también le llamase a ella. Louis, por su parte, tiene las pesadillas vividas con Víctor Pascow tal cual en el libro. 

En la película hay más escenas escalofriantes con Church resucitado. 

Todo esto hasta el desgarro con la muerte que cambia todo: la gran diferencia argumental entre ambas obras.


En la película, es el festejo del noveno cumpleaños de Ellie mientras que en el libro la familia está de picnic con Jud. 

En la película, Ellie está triste porque Church no aparece; ella cree que se escapó pero lo cierto es que Louis se lo llevó lejos, abandonando al gato a su suerte después del tétrico comportamiento que tuvo al posarse sobre la cuna de Gage, su hijito menor.

Mientras juegan a las escondidas, Ellie se aleja, hacia la carretera, no dejándose ver detrás de unos arbustos, cuando divisa a lo lejos a Church. Corre hacía a él, al mismo tiempo que un camión industrial conduce a toda velocidad mientras su conductor revisa el celular. Su hermano menor, Gage, mira a su hermana y cuando corre hacia ella, Louis advierte el peligro, lo toma entre sus brazos, evitando que su hijo muera arrollado. Solo que el conductor pisa el freno, el camión gira y es su chasis lo que golpea a Ellie, matándola en el acto. Esta escena es lo más penoso de esta versión audiovisual y no produce el impacto narrativo que sí tiene en el libro, e incluso en la película de 1989 dirigida por Mary Lambert.

En el libro, es Gage quien muere arrollado por el camión persiguiendo un barrilete. 


Sobre esta importante vuelta de tuerca, uno de los directores de cine aclara:

“Ese giro ya estaba presente cuando nos sumamos al proyecto, y desde el principio podía apreciarse que era uno de los rasgos más inteligentes del guión. Era algo nuevo e inesperado, pero a la vez se mantenía absolutamente fiel a la esencia de la novela. Una de las cosas que nos gustó de la novela es que siempre era el personaje de Ellie quien hacía este tipo de preguntas. Es la que pregunta por la muerte del gato un día, y la que se plantea todas estas grandes cuestiones. Y por eso, nos pareció que estaba bien que fuese ella la que recordase todas estas preguntas a su padre, la que diese respuesta a estas antiguas conversaciones que habían tenido. Pareció que era una forma muy buena de conectar con esa idea. "


Después de la tragedia, Louis Creed tiene en mente enterrar a su criatura en el cementerio Mimac. La diferencia sustancial es que en la película lo hace sin más, drogando a Jud para que no lo delate, mientras que en el libro busca el consejo de Jud y este, compungido, le relata la historia de un joven asesinado en la guerra que volvió de la muerte convertido en un ser diabólico que escupía crueldades y asesinaba a sus seres queridos sin ningún tipo de remordimiento o consciencia. A pesar de esto, Louis envía a Rachel y a Ellie con sus suegros a Boston, para quedarse solo. En la película, Rachel se va con Gage pero espera que Louis los alcance después.

En la película, Ellie regresa de la muerte y pasa un tiempo a solas con su padre, quien la baña y le cambia la ropa.

En el libro, Gage regresa para matar primero a Jud, como una venganza personal del Wendigo.

En la película es Rachel quien llama a Jud y le advierte que Louis está actuando extraño y no contesta las llamadas, entonces el vecino se acerca a Louis con la sospecha y es oído por Ellie. La niña lo asesina con el bisturí que le roba al padre. 

En la película, Rachel vuelve con Gage y es Louis quien le pide que acepte a Ellie que, al ser rechazada por su madre en shock, decide asesinarla. 

En el libro, Rachel vuelve sola y es asesinada por Gage mientras Louis duerme.

En la película, Louis corre a auxiliar a Jud descubriendo su cadáver. Para deshacerse de la evidencia, rocía combustible y prende fuego la casa. Cuando vuelve a su hogar, Rachel intenta huir de Ellie, arrojando a Gage por una ventana desde la planta alta para que Louis lo atrape. El padre encierra a su hijo en el auto pidiéndole que no le abra la puerta a nadie, incluyendo a Ellie. La niña hiere de muerte a su madre y arrastra su cadáver hasta el cementerio indio, no sin antes golpear en la cabeza a Louis que queda inconsciente. 

Cuando despierta corre hacia el cementerio de mascotas y lucha para matar a Ellie, pero es asesinado por Rachel, quien ya regresó de la muerte. 

Amanece en la casa de los Creed y Gage observa desde el auto como vienen caminando Ellie, Rachel, Louis y Church, todos resucitados. Louis apoya sus manos ensangrentadas en el vidrio del auto y abre la puerta. 


En el libro, tras el asesinato de Rachel, Louis despierta dándose cuenta de que falta su bisturí por lo que prepara jeringas con dosis mortales de sedante para acabar con su hijo. Primero se encuentra con Church, así que le inyecta la dosis y le ocasiona la muerte. Después se dirige a la casa de su vecino a quien encuentra muerto en la cocina. Gage se abalanza contra él desde las escaleras pero Louis logra inyectarle el sedante. Prende fuego la casa con los dos cuerpos dentro. Luego toma el cuerpo sin vida de Rachel y se dirige hacia el cementerio, pero es interceptado por su amigo Steve Masterton (que no aparece en la película) Louis intenta convencerlo de que lo acompañe y casi logra hechizar, cuando Steve tropieza y huye del lugar. 

Louis es interrogado por la policía pero no es detenido por falta de pruebas. Esa madrugada Rachel regresa mientras Louis la espera despierto sentado en la cocina. 


Dos finales diferentes, igualmente trágicos. 

Sin dudas, la versión cinematográfica de 1989 era mucho más fiel al libro. En esta se enfocaron más en el uso de los "jump scare" (saltar del susto) que es una herramienta muy utilizada en películas de terror destinadas a salas de exhibición masivas. Son decisiones artísticas con las que uno puede estar de acuerdo o no. 

Como directora de cine soy consciente de que los recursos son muy diferentes. En el cine uno es un espectador pasivo que recibe estímulos a través de imágenes y sonidos, mientras que cuando leemos somos obligados a usar nuestra imaginación identificándose mucho más con los personajes y circunstancias relatadas. La sensación es muy distinta y por ende, los resultados también. 

No me suelo unir a los debates del tipo ¿es mejor el libro o la película? Creo que ambos tienen su encanto, por algo estudié cine, no lo voy a negar, así como tampoco puedo negar que la lectura es un entrenamiento para el cerebro que puede llegar a evitar enfermedades graves como el Alzheimer. Por eso siempre aliento a todos a que lean, a veces cuesta empezar por falta de concentración pero como todo hábito, se adquiere con paciencia y práctica. 

Por último, y esto es una valoración personal, como tal es subjetiva, para mí Stephen King es un gran escritor que merece ser leído. Si bien es muy cinematográfico (por algo es el autor más adaptado de la historia) por su manera de relatar, lo cierto es que hay mucho contenido en acotaciones y anécdotas que él usa que son prácticamente imposibles de trasladar a la gran pantalla y en este caso, pierde el cine. No todos sus libros son un diez pero Cementerio de animales sí lo es.