· 

Cuentos ancestrales de brujos


"No somos nada, somos hormigas en un mundo creado por fuerzas que jamás comprenderemos. Pero nadie lo sabe, nadie lo comprende y a nadie le importa. Todo el mundo intenta ser más de lo que es. Alcanzar aquello que es inalcanzable."

 

 

La escritora Helen Blackwood nos trae esta vez cuatro fantásticas historias de terror con brujos como hilo conductor. Así es, escribió sobre brujas, vampiros y vampiras, ahora es el turno de esta nueva temática maligna. 

Siguiendo con el estilo característico del resto de la colección, cada cuento termina con una breve explicación del mito empleado. Por ejemplo en LA MALDICIÓN DEL OJO CIEGO se toma como premisa el 'mal de ojo'. Seguramente habrá oído sobre él. Cuando alguien te mira con bronca o envidia, incluso con la vista cansada puede provocar (supuestamente) a otra persona fuertes dolores de cabeza y descomposturas. Claro que Blackwood lleva esto a un punto mucho más extremo contando el miedo pánico de un pueblito durante el medioevo, presos de las amenazas de un brujo poderoso que con sólo usar su ojo es capaz de causar muertes agonizantes. 

 

En LA MANDRÁGORA un brujo huye de la Santa Inquisición tras ser denunciado por un cliente. A lo lejos su hogar junto a todas sus pertenencias arden en llamas. Solo y desesperado se interna en el bosque buscando refugio. Tras vagar unos días encuentra un pequeño poblado y ahí su suerte cambiará. 

Este maravilloso cuento tiene un elemento del horror botánico, ya que dicha planta del título es una pieza fundamental en la trama. Escrito en primera persona, logré simpatizar con el brujo protagonista. 

 

En EL SACRIFICIO DE LA VIRGEN una madre busca un pretendiente adinerado para su bella y joven hija, pero al ritmo de "ten cuidado con lo que deseas" un Conde llega a la vieja granja. La realidad tiende a arruinar los sueños. 

 

EL HOMUNCULO es el cuento más largo pero no por eso deja de ser atrapante. Un joven aprendiz de brujo debe soportar los maltratos constantes por parte de su maestro, hasta que un día una clienta le trae de regalo un libro que era de su difunto marido. El joven aprendiz se lo guarda para sí, creando una criatura que le obedezca a espaldas del brujo. 

El misterio característico de Blackwood, arrastra al lector a la desdichada vida de este joven inconsciente. 

 

La prosa de Helen Blackwood nos sumerge en el medioevo con todas sus tradiciones, creencias y costumbres. Es fácil dar el salto atrás en el tiempo, dejarnos seducir por la magia, la superstición y el miedo. Cuentos ancestrales de brujos mantiene la calidad del resto de la colección. 

 

 

 

 

Sinopsis: Mucho se ha hablado de las brujas, pero muy poco se conoce de los brujos, una figura que permanece dentro del misterio en el folklore en el medioevo europeo. Los brujos eran de temer, pues podían realizar macabros hechizos y tratar con los espíritus de los muertos.

Este libro recrea intensas y aterradoras historias sobre distintos brujos y sus misteriosos poderes, como el mal de ojo o la creación de una criatura monstruosa: el homúnculo...

Lo terrorífico y lo mágico confluyen en estos cuentos escritos con gran maestría por una verdadera "bruja" del género.