· 

El libro negro de los lamentos


Las escritoras argentinas Caro Panero y Leonor Ñañez nos traen esta experiencia literaria que reúne poemas, versos y cuentos cortos oscuros.

 

Quien no lamenta jamás ha amado, ha vivido, ha sufrido, se ha arriesgado o ha perdido, pues entonces no conoce la pena, la vergüenza, la culpa, la nostalgia, el desconsuelo. Quien no lamenta carece de aquello esencial que define al ser humanos; lo intrínsecamente eterno, lo que nos une al Universo, el alma.

 

 

La editorial argentina Cuervolobo está dirigida por dos escritoras oriundas de la provincia de Córdoba, Caro Panero y Leonor Ñañez. Con un catalogo variopinto que coquetea con la fantasía, el terror y el realismo mágico, este ha sido una de sus primeras creaciones. El libro negro de los lamentos es un pequeño librito (sí, no exagero es muy chiquito, más pequeño que una edición de bolsillo) que posee poemas oscuros, cuentos cortitos al mejor estilo creepypasta, incluso hay escritores colaboradores como Cezilla Lontrato, logrando que sea una experiencia literaria distinta, al menos para los que no acostumbrarnos a leer poesía. 

Los temas que toca son variados pero la muerte tiene una presencia constante. 

Es un libro ideal para la época de Halloween o para leer a la luz de una vela en plena noche de tormenta. 


 

 

Lamento XVII

 

Estoy ciego, sin embargo los veo.

Son tres y cantan como los cuervos.

La luz me rodea pero la oscuridad la traen ellos. 

Me toman de la mano y danzamos como niños.

Hago de cuenta que no los veo pero sospecho que saben que finjo.

Ríen, lloran y gimen hasta que uno de ellos se me acerca y me dice que, en realidad, soy yo el que está muerto...